Arxius

Viatges

La capital de los Estados Unidos tiene mucho que ofrecer para el visitante; de hecho mucho más que una escapada de un día como las que se ofrecen desde Nueva York. Nosotros estuvimos 3 días y pudimos disfrutar de un Washington que se caracteriza por la majestuosidad de sus monumentos y la amabilidad y educación de su gente.

1) Dulles Airport: El principal aeropuerto internacional de Washington está situado a hora y cuarto del centro de la ciudad. Incomprensiblemente no tiene ni metro ni tren hasta allí, por lo que la opción más económica para llegar hasta el centro es coger el autobús 5A hasta Rosslyn o L’Enfant Plaza, dos estaciones de metro que conectan con la ciudad. En este autobús es importante llevar los 7$ exactos del trayecto, ya que no devuelven cambio.
2) Metro: El sistema tarifario varía en función de la distancia del trayecto y de la hora en que se viaja. Mi recomendación es comprar una tarjeta recargable e ir introduciendo dólares en función de los trayectos que se vayan a hacer. Esta tarjeta tiene un coste de 2$, pero en cada viaje se descuenta 1$ de la tarifa que tocaría para el trayecto, así que rápidamente se amortiza el gasto.

Jefferson Memorial

Jefferson Memorial

3) Primavera: Nuestro viaje ha sido en el mes de abril, coincidiendo con el Cherry Blossom National Festival. La floración de los 3.700 cerezos que tiene la ciudad regalados por Japón a principios del siglo XX es un espectáculo que atrae a más de 100.000 turistas, especialmente estadounidenses. La verdad es que vale mucho la pena, ya que el paisaje, sobretodo en el Mall y las zonas ajardinadas, es precioso. Además, las temperaturas en esta época del año son muy agradables.
4) Monumentos gratis: Una de las características principales de la capital de los Estados Unidos es que casi la totalidad de sus monumentos y museos tienen entrada gratuita. Eso implica que el gasto del viaje se reduce considerablemente. Sí que recomiendo reservar por internet la visita al mirador del Washington Memorial, ya que en el mismo día es imposible encontrar plazas. En el Capitolio, es interesante hacer la visita guiada (en inglés), totalmente gratuita y de una hora de duración. Por cierto, las visitas a la Casa Blanca son casi inviables para los extranjeros, ya que se necesita el permiso explícito de un Gobernador de Estado para poder entrar.

Lincoln Memorial

Lincoln Memorial

5) Georgetown histórico: Este barrio un poco alejado del centro bien merece una tarde. La casas, tiendas y restaurantes permiten respirar un aire más elegante y tranquilo. Un paseo interesante para salir de la ruta típica de los monumentos del Mall.
6) AirBnB como opción: El elevado precio de los hoteles en Washington, especialmente en esta época con un cambio malo de euros a dólares, abren la opción de utilizar la comunidad AirBnB. Muy frecuente entre los norteamericanos, la verdad es que fue una gran experiencia para nosotros. Estuvimos situados en el moderno barrio de NoMa, en un apartamento de lujo por un precio imposible de encontrar en un hotel.
7) Pagar con tarjeta: Casi todos los establecimientos y restaurantes permiten el pago con tarjeta de crédito. Es muy recomendable llevar pocos dólares en efectivo, ya que el mejor cambio para el turista europeo se consigue pagando con tarjeta.

Cementerio de Arlington

Cementerio de Arlington

8) Cementerio de Arlington: Una visita obligada es la de este cementerio, que alberga más de 400.000 tumbas de militares, veteranos y sus familiares directos. Se trata de un espacio emocionante e histórico, con vistas a la ciudad y donde se celebra la ceremonia del cambio de guardia en el Monumento al Soldado Desconocido. Entre los meses de octubre a marzo se hace cada hora, mientras que entre abril y septiembre es cada 30 minutos.
9) Happy hour: Si se quiere comer y beber a buen precio sin necesidad de ir a un restaurante ‘fast food’ es muy interesante la típica ‘happy hour’. Entre las 16 y las 19 horas, muchos restaurantes y pubs ofrecen esta opción, con platos muy elaborados, copas de vino y degustación de cervezas a precios muy asequibles. Vale la pena la opción de cenar sobre las 18:30, habiendo hecho un buen ‘brunch’ a media mañana y ahorrarse así entre 15 y 20 dólares por persona.

Biblioteca del Congreso

Biblioteca del Congreso

10) Wifi gratis: A diferencia de la mayoría de ciudades de nuestro país, en Washington la mayoría de monumentos, restaurantes y locales disponen de wifi gratis y de alta velocidad. Incluso hay barrios como NoMa donde la conexión móvil en sus calles es excelente. Una gran opción para los extranjeros que no disponemos de acceso a los datos móviles en Estados Unidos.

La Casa Blanca

La Casa Blanca

En definitiva, un viaje más que recomendable por su interés cultural e histórico y por el ritmo amable con el visitante.

Anuncis

Gracias a las compañías aéreas de bajo coste del sureste asiático (os recomiendo especialmente Air Asia por su servicio, puntualidad y, sobretodo, precio) hacer una breve escapada a los impresionantes templos de Angkor Wat son una posibilidad a tener en cuenta si os encontráis por la región. Incluso si no lo teníais previsto. En nuestro reciente viaje a Tailandia, estuvimos pendientes del tiempo que hacía en el mar de Andamán para ir a las playas de Phi Phi. Como había previsión de lluvia, hicimos una escapada de dos días a Siem Reap y los magníficos templos de Angkor Wat. Aquí os dejo algunas recomendaciones si vais a ir a Camboya:

  • Para entrar en Camboya, necesitas una fotografía de carnet (si no la llevas, te hacen pagar 1$ en la aduana) y pagar 20$. Para salir del país no hay que pagar nada.

    Angkor Wat (Camboya)

    Angkor Wat (Camboya)

  • En Siem Reap, la mayoría de hoteles ofrecen un servicio gratuíto de ‘tuk tuk’ que te viene a buscar al aeropuerto y te vuelve a llevar cuando haces el ‘check out’. Hay que avisar del vuelo y la hora de llegada y te esperan a la salida de la terminal con un cartel con tu nombre.
  • Si tenéis previsto ver los templos de Angkor, es muy recomendable buscar un hotel con piscina (se encuentran de muy decentes por precios que rondan los 12€ la noche); se agradece después de una larga jornada de visitas.
  • En nuestro viaje a Siem Reap, tuvimos varios problemas en la reserva del hotel. Nos quejamos, de manera educada pero firme, y nos devolvieron parte del dinero que habíamos pagado. Si el hotel o el servicio que habéis contratado es de un cierto nivel tenéis que reclamar si algo no ha funcionado correctamente; son conscientes que se trata de mucho dinero para el país y entienden que puedas ser exigente.

    Angkor Thom (Camboya)

    Angkor Thom (Camboya)

  • Los extranjeros pagan en dólares y no en la moneda local. Eso conlleva que en la mayoría de casos los precios de la comida, el transporte o cualquier servicio llegue a ser más caro que en Europa. No hay que tener vergüenza en regatear.

En líneas generales, los camboyanos son muy amables y sonrientes, pero la gente que trabaja en el sector turístico está descubriendo el poder del dinero y te puedes encontrar casos en que intenten engañarte para conseguir más dólares. Simplemente, hay que estar atento.