Ruta de 21 días por Filipinas en agosto

Aunque probablemente no es el mejor mes para viajar a Filipinas, este increíble país ofrece grandes lugares para visitar si se tiene flexibilidad y algo de paciencia. Al tratarse de la época de lluvias y debido a la poca fiabilidad de la mayoría de las webs meteorológicas a medio plazo, la suerte acaba siendo clave para escoger la mejor ruta. A pesar de eso, os recomiendo al 100% dedicar un verano a esta maravilla de la naturaleza. Éste fue nuestro viaje:

DÍA 1: Salida de Barcelona
Vuelo con Turkish Airlines con escala en Estambul (para escalas de más de 6 horas con esta compañía, no os perdáis el Touristanbul, del que os doy consejos en esta otra entrada).

DÍA 2: Llegada a Manila
Aterrizamos en la capital de Filipinas sobre las 19h. Teniendo malas referencias sobre la ciudad y con poco margen para coger un vuelo local hacia la siguiente escala, decidimos reservar un hotel cerca del aeropuerto con transporte incluido en el precio final.

DÍA 3: Vuelo directo a El Nido
Sin duda una apuesta arriesgada. Ir a Palawan en la zona oeste del país en agosto puede suponer el encadenar jornadas enteras de lluvias intensas. No fue el caso de nuestro primer día en este paraíso natural. Al llegar al pequeño aeropuerto de la isla, ya se puede comprobar que estamos en un paraje único. Después de comer en la misma capital, cogimos un triciclo motorizado que nos llevó a la preciosa playa de Marimegmeg. Allí pasamos la tarde, entre baños, fotos y cocktails en uno de sus fantásticos chiringuitos. Por la noche, cenamos en uno de los restaurante a pie de puerto de El Nido.

IMG_5667

Diversión garantizada en El Nido

DÍA 4: Tour C en El Nido
En El Nido se ofrecen varios tours por las islas cercanas de un día, denominados de la A a la D, y que incluyen la comida en el mismo barco. Según la mayoría de blogs que habíamos consultado, el A y el C son los mejores. Nosotros hicimos el C, que incluye la visita a Helicopter Island, Secret Beach, Matinloc Shire i Hidden Beach. A pesar de que en algunos momentos nos llovió, disfrutamos de una gran jornada, haciendo snorkeling en auténticos paraísos marinos. Vimos todo tipo de peces tropicales y pudimos contemplar una de las playas más bonitas del mundo: la Hidden Beach, absolutamente perfecta y espectacular. A la vuelta del tour, ducha calentita, relax y cena por el pueblo.

DCIM100GOPROGOPR0862.JPG

Peces payaso; un clásico en los mares de Filipinas

DÍA 5: Lluvia en El Nido
El día temido llegó… ¿qué hacer en El Nido si llueve a mares? Poca cosa la verdad. Los tours se cancelan, las actividades locales como el trekking y la vía ferrata se suspenden y el pueblo no ofrece muchas alternativas bajo cubierto, por lo que las opciones se limitan. Vale la pena tomarse el día de descanso: leer, ver películas o ir a tomar algo en alguno de los bares del centro. Y cruzar los dedos para que el tiempo de los siguientes días sea más benévolo.

DÍA 6: El Nido – Coron
Para viajar entre El Nido y Coron hay dos tipos de barco: el rápido que tarda unas 4,5 horas (1.750 PHP) y el lento que hace el trayecto en 6,5 horas (1.200 PHP con comida incluida). Nosotros nos decantamos por el segundo, especialmente por la hora de salida, que era a las 9 de la mañana y no a las 6 como el rápido. El barco es viejo e incómodo, pero forma parte de la experiencia de un viaje por Filipinas. A la llegada a la Ciudad de Coron se descubre un pequeño pueblo portuario, bastante caótico y sucio. Nosotros nos alojamos en un resort llamado Balinsasayaw, en la cercana isla de Uson. Nos vinieron a recoger y ya pasamos las últimas horas del día descansando y contemplando el espectacular paisaje que ofrece la auténtica isla de Coron, toda una muralla vertical de roca y vegetación tropical.

FullSizeRender 7

Decenas de playas espectaculares en las cercanías de Coron

DÍA 7: Tour en Coron
El tour principal de la zona consiste en visitar varios destinos increíbles en la isla de Coron, una reserva natural imprescindible. Allí se puede hacer snorkel en Siete Pecados, ver un barco hundido en el Skeleton Wreck o bañarse en los lagos de agua dulce de los Twin Lagoons o de Kayangan Lake. Este tour se puede reservar tanto en la ciudad como en la mayoría de hoteles. Con salida sobre las 9 de la mañana y vuelta alrededor de las 4.30 de la tarde es sin duda una visita obligatoria. Hay que decir que esta visita organizada nos lleva a lugares bastante saturados de turistas, por lo que hay que tener cierta paciencia e intentar disfrutar de los espacios compartiendo trayecto con cientos de personas de todo el mundo.

FullSizeRender 8

Ideal para el snorkeling: Siete Pecados en Coron

DÍA 8: Visitas en Coron
Relax. Después de varios días sin descanso, bien merece la pena disfrutar de las playas cercanas al hotel, hacer snorkelling y, en nuestro caso, comer en uno de los muchos restaurantes que se encuentran en la avenida principal de la Ciudad de Coron. Además, aprovechamos para reservar un tour privado en barco para el día siguiente. Se tiene que contratar justo al lado del Mercado Público, en la Asociación de Barcos Turísticos, donde disponen de una tabla de precios prefijados para las rutas por las playas, islas y lugares de buceo de la zona. Sin duda, una opción más que recomendable para grupos de más de dos personas. Después de reservar la ruta, nos fuimos a las aguas termales de Makinit. Están situadas a 20 minutos en triciclo del centro de la Ciudad de Coron (unos 200 PHP por trayecto). Son unas ‘hot springs” pequeñas pero curiosas; aguas marinas calientes con buenas vistas que por un precio económico (200 PHP por persona) nos permiten relajarnos y acabar el día con las pilas cargadas.

DÍA 9: Tour privado en Coron
La ruta privada en barco ofrece la opción de visitar los lugares de la Isla de Coron que no se hayan podido descubrir en la ruta clásica. Además de ser puntos mucho menos concurridos, se disfruta del tiempo que uno quiere en cada sitio, por lo que sin duda es una alternativa excelente para disfrutar de los maravillosos parajes que ofrece esta isla. En nuestro caso, visitamos cinco lugares. Los dos primeros incluían lugares para hacer snorkelling: Twin Peaks y Coral Garden. Sus corales y peces de colores son espectaculares. Después nos dirigimos a una playa de película: Atwayan. Allí pudimos comer en uno de los merenderos de madera preparados para los tours, tomar el sol y disfrutar de la espectacular belleza de las rocas, plantas y árboles de la costa. Finalmente, acabamos el recorrido en la tranquila playa de CYC, justo al lado de nuestro resort. Una gran experiencia que tan solo costó 4.900 PHP para las cuatro personas (incluyendo la comida y las tasas de las paradas en la Isla de Coron).

IMG_5832

Playas de ensueño como la de Atwayan en Coron

DÍA 10: Coron – Panglao
Philippine Airlines y Cebu Pacific ofrecen vuelos a buen precio hacia la zona de Cebu desde Coron. Una vez llegados a esta gran ciudad se puede dar el salto en un par de horas en barco hacia la maravillosa Bohol; concretamente a la zona de Panglao. Desde el aeropuerto de Cebu hay que coger un taxi (los blancos son más económicos) y dirigirse al puerto de Cebu. Es un trayecto de media hora y unos 250 PHP. En el puerto hay varias compañías que viajan a Tagbilaran, la capital de Bohol. Desde allí, por unos 500 PHP, los taxis te trasladan hacia Alona Beach, la zona más concurrida y turística de Panglao. Allí teníamos nuestro hotel a pie de playa. Por la noche, lo más interesante es pasear por la playa y las calles principales para buscar un bar y tomarse una San Miguel fresquita o un restaurante para cenar. La oferta es amplia y para todos los gustos y presupuestos.

IMG_5882.JPG

Espectacular la playa de Alona Beach en Panglao

DÍA 11: Open Water en Panglao
Dedicamos tres de los días en Panglao a sacarnos el título Open Water de buceo. En Alona Beach hay muchas escuelas de buceo, algunas de ellas regentadas por españoles, para poder realizar inmersiones o sacarse títulos oficiales PADI. Nosotros fuimos a Bohol Divers y estamos muy satisfechos del servicio y el trato de Sara, Pelayo, Berta y todo el equipo. Por 16.000 PHP (unos 280 euros por ser temporada baja) pudimos hacer el curso en tan sólo tres días. En esta primera jornada hicimos la parte teórica de los vídeos y las inmersiones en la piscina. Un día duro pero necesario para entender todo lo que conlleva aventurarse en este apasionante mundillo. Como acabamos tarde, ya no tuvimos tiempo para hacer nada más ese día.

DÍA 12: Curso de submarinismo en Panglao
Tocaron las dos primeras inmersiones de submarinismo en el mar. ¡Menuda experiencia! Nunca podré olvidar la sensación del primer descenso en el espectacular arrecife que tiene Panglao. La belleza de los corales y la fauna de esta playa, casi a tocar de los bañistas, es alucinante. Peces de mil colores y corales de todos los tamaños y formas nos rodean constantemente. Una experiencia inolvidable y más que recomendable.
Por la tarde, alquilamos unas motos (unos 500 PHP al día, además de ser una opción casi obligada cuando se está en Alona Beach) y nos fuimos a la playa White Beach. Situada a unos 10 minutos de carretera y casi desértica, con sólo algunos locales, es una buena opción para salir de la masificación de nuestra playa.

FullSizeRender 3.jpg

Submarinistas en acción en Panglao

DÍA 13: Título conseguido de OWD en Panglao
Por la mañana, últimas dos inmersiones del curso y examen final… ¡aprobados! Para celebrarlo, nos dimos un homenaje para comer y decidimos ir a una de las playas secretas de la zona. Para llegar desde Alona Beach, hay que coger la carretera dirección Panglao City y pasar de largo los dos cruces del pueblo. Se llega a un punto en el que la carretera de cemento se convierte en camino de tierra. Hay que seguirlo hasta un punto en el que no se puede seguir. Allí se pueden aparcar las motos para seguir caminando todo recto por un caminito hasta llegar a una playa paradisíaca que no tiene nombre. Las puestas de sol son espectaculares.

IMG_5888.JPG

La fantástica playa sin nombre para ver puestas de sol en Panglao

DÍA 14: Ruta en moto a Bohol
Aprovechando las motos alquiladas, decidimos hacer una excursión a la isla principal de Bohol. Concretamente a las cascadas Mag-Aso, cerca de Antequera. El camino nos supuso poco más de una hora. El recorrido se puede hacer sin muchos problemas yendo hacia Tagbilaran y desde allí seguir dirección norte por una preciosa carretera poco transitada. Para entrar en las cascadas hay que pagar 5 PHP por entrar las motos y otros 20 para ver las waterfalls. Al ir en época de lluvias, el río bajaba muy caudaloso y no pudimos bañarnos. Pero el paisaje nos dejó impresionados. Por la zona hay más cascadas; todo es cuestión de buscar e intentar encontrar alguna que nos guste.
De vuelta, paramos en Tagbilaran y fuimos a su centro comercial más grande, el Bohol Quality Mall, situado en la carretera principal. Es un buen lugar para comer, tomar algo o comprar comida o algo que nos haga falta.

DÍA 15: Panglao – Siquijor
Si se cuenta con algún título de submarinismo, sería un pecado no hacer la inmersión a la isla de Balicasag. Situada a seis quilómetros de Alona Beach, se llega en unos 30 minutos en barco. Se trata de una reserva marina y las escuelas de submarinismo ofrecen salidas diarias por unos 3.300 pesos. Pero ojo; el gobierno filipino solo admite a 150 personas por día en la isla, por lo que es importante reservar con varios días de antelación. El esfuerzo vale muchísimo la pena, ya que las inmersiones se hacen en acantilados submarinos que llegan a los 50 metros, con todo tipo de corales, peces y la garantía de que se verán tortugas marinas.
Y ahora llega la aventura estresante del viaje: cómo ir desde Panglao hasta Siquijor. La falta de información fiable de las compañías de ferris casi nos deja en tierra un día entero. Sólo existe un barco diario express que une las dos islas: es de la compañía Oceanjet y sale a las 10.20 de la mañana. Existe otro ferri, que las oficinas turísticas no promocionan, que sólo sale los lunes, miércoles y sábados a las 20.00. Es mucho más barato y lo utilizan casi en exclusiva los locales. Las reservas hay que hacerlas o en el puerto o en la oficina de la compañía Lite Shipping. Es muy recomendable comprar los billetes con más de un día de antelación, ya que suele ir lleno. Se trata de un barco lento que llega a Siquijor en unas tres horas y media.

IMG_5852

Listos para salir hacia Apo Island desde Alona Beach

DÍA 16: Moto en Siquijor
La zona más preparada para el turismo de Siquijor está al norte de San Juan, al suroeste de la isla. Nosotros nos alojamos cerca de la playa de Paliton. Sinceramente, las playas de Siquijor no son las mejores del país, pero merece la pena pasar unos días en esta isla para disfrutar de sus paisajes y sus gentes. Alquilar una moto puede salirnos por unos 300 PHP por día y es imprescindible para poder desplazarse. Moverse por Siquijor es sencillo: hay una carretera circular en buen estado que rodea la isla y que tiene unos 75 quilómetros. Un buen plan es perderse por ella y los caminos que llevan a playas, cascadas y otras atracciones naturales. En nuestro primer día, decidimos pasar la mañana en las espectaculares cascadas de Lugnason. Allí pudimos saltar desde lianas y los salientes del río, disfrutando de un entorno espectacular. Estas cascadas ofrecen la opción de subir por un camino lateral en el que hay un total de 12 mini cascadas que tienen los nombres de los signos del zodíaco. Comimos en un local filipino cercano y fuimos a hacer snorkel a la espectacular reserva marina de Tubod. Por tan sólo 50 PHP, se puede acceder a una zona reservada para snorkelling situada justo al lado del Hotel Coco Grove Beach Resort. A unos 50 metros de la playa ya se pueden ver fantásticos corales y peces tropicales. Una parada imprescindible si nos gusta la naturaleza. Por la noche (y todas las siguientes en Siquijor) cenamos en el restaurante Dagsa Resto Bar; fantástica comida en un espacio muy bien decorado y con música en directo. Imprescindible.

IMG_5967

¿Listos para saltar desde las cascadas de Lugnason?

DÍA 17: Cascadas y playas en Siquijor
Siguiendo nuestra ruta por la carretera circular de Siquijor, el segundo día en la isla tuvo como paradas las divertidas cascadas de Cambugahay. Por 50 PHP se puede saltar al río en lianas todas las veces que uno quiera. El acceso se hace desde la carretera, y los locales cobran una pequeña tasa por aparcar allí la moto. Después de varios saltos y de comer en un restaurante de carretera, nos dirigimos a la solitaria playa de Cagusua. Allí hay varias calitas en las que descansar y relajarse.

IMG_6022

Como tarzanes en las cascadas de Cambugahay

DÍA 18: Vuelta en moto por Siquijor
El día de la aventura: vuelta completa a la isla en moto. Hay que señalar que la carretera está en buen estado pero que, en caso de ir haciendo paradas, se dedica casi todo el día a recorrerla. Primero nos dirigimos a la ciudad de Siquijor para comprar los billetes del ferry hacia Dumaguete (cuestan entre 100 PHP y 150 PHP). El pueblo en sí no tiene ningún atractivo, como la gran mayoría de poblaciones del país. Seguimos ruta a la búsqueda de la conocida playa de Sandugan. Encontrarla es complicado y, sinceramente, no vale mucho la pena. Proseguimos recorrido en dirección este hasta llegar a Salagdoong. Se trata de una especie de complejo turístico que cuenta con un par de playas interesantes (no espectaculares) y un antiguo parque acuático en desuso. Para entrar hay que pagar una pequeña tasa de acceso con las motos. Es una buena parada estratégica para hacer fotos y comer en su restaurante. Seguimos ruta por la isla, disfrutando del paisaje que rodea la carretera. En nuestro caso, decidimos darnos un homenaje y contratar un masaje en el hotel Coco Grove Beach Resort. Por 700 PHP, nos dieron un épico masaje que nos vino de maravilla. Ver la puesta de sol desde nuestro hotel en la costa norte de San Juan y otra gran cena en el Dagsa Resto Bar, cerraron nuestra gran etapa de Siquijor.

IMG_5982

Puestas de sol de ensueño en Siquijor

DÍA 19: Siquijor – Dumaguete
Bañito en la piscina del hotel y ferry de hora y media hacia Dumaguete, la ciudad más grande de la zona. A pesar de que ya se percibe un ambiente más cosmopolita y urbanita, personalmente no le encontré ningún atractivo especial a la ciudad. Después de comer en el más que atractivo restaurante mexicano Moon Café, dejamos las maletas en el hotel y paseamos por el centro, la zona más concurrida de la población. Aprovechamos para reservar unas inmersiones en Apo Island para el día siguiente en Harold’s Diving y nos dirigimos al centro comercial Robinson, en el que hay comercios y restaurantes de todo tipo.

DÍA 20: Inmersión en Apo
La jornada de inmersión en Apo Island fue intensa. La escuela de submarinismo que cogimos estaba regentada por filipinos y en líneas generales el servicio que nos ofrecieron fue bastante flojo. A pesar de ello, pudimos disfrutar de un paisaje marino increíble, pudiendo ver tortugas, serpientes marinas, bancos de peces enormes y todo tipo de peces tropicales. Muy recomendable realizar inmersiones o snorkelling (si puede ser con otra empresa, mejor que mejor). A la vuelta, paseamos por el bulevar Rizal, una especie de paseo marítimo y nos dimos el segundo homenaje del viaje, con un masaje tailandés de una hora en el Grand Royal Spa por tan solo 250 PHP. Quedamos como nuevos para la última cena y cocktails en Filipinas.

IMG_6144

Aguas turquesas entre Dumaguete y Siquijor

DÍA 21: Dumaguete – Barcelona
Después de un último paseo para hacer las compras finales en el centro comercial Lee, fuimos al aeropuerto de Dumaguete, en el que el viajero no tiene casi ninguna opción de comprar o comer nada. En poco más de una hora llegamos a Manila para acabar cogiendo nuestro vuelo final hacia Barcelona. Tres semanas después cerramos un viaje fantástico donde las playas, selvas y, sobretodo, la gente del país, nos han maravillado.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: